Inicio » La experiencia de las maestras

La experiencia de las maestras

by Teresa Galicia
431 Vistas

Gracias por sus historias y sigamos siendo esas mujeres con la dignidad rebelde para seguir educando

“Mujeres, con la dignidad rebelde”

En nuestra realidad sociocultural siguen presentes situaciones cotidianas relacionadas con la vida personal y profesional de las maestras. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, al cuarto trimestre de 2020, había 1.2 millones de maestras y maestros en la educación básica, de los cuales 878 mil son mujeres (69.9 por ciento) y 378 mil, hombres (30.1 por ciento).

El papel de las maestras supera lo institucional y abarca los espacios personales de quien asume la tarea de educar ya que no solo implica un esfuerzo personal sino también un compromiso social. Desde hace tiempo se habla de la revalorización docente sin que esta realmente se lleve a cabo, por lo que es conveniente destacar que existen una gran cantidad de experiencias docentes que ameritan ser conocidas, ya que las vivencias son casi anónimas de quienes   trabajan buscando la innovación y la transformación educativa de la comunidad en la que laboran.

Siguiendo con mi trabajo investigativo en Comunidades de Aprendizaje, el viernes pasado asistí a la escuela primaria “Mauricio Matta” en Chiautla de Tapia, ciudad situada en el suroeste del estado de Puebla, cabecera del municipio del mismo nombre. Por invitación de la directora de la escuela mediante observación no participante, me acerqué a la vida cotidiana de la escuela dentro de un proceso denominado “Viernes Dialógico”, en donde se realizaron algunas Actuaciones Educativas de Éxito (AEE), denominadas así porque la comunidad científica internacional ha demostrado que contribuyen a mejorar el aprendizaje de los alumnos y alumnas y la mejora en el centro educativo.

Después de la activación física coordinada por alumnas de sexto grado, las y los alumnos se organizaron en tres grupos integrados por alumnos de los seis grados escolares en una “Tertulia Dialógica Musical” con el tema el “Danubio Azul”, donde a través de la música se exploraron los sentimientos , las percepciones , la época en la cual se creó, en dónde  y las experiencias que han vivido en cuanto a este vals en su vida cotidiana, lo que que permitió  construir aprendizajes de manera colectiva compartiendo y dialogando sobre esta obra musical.

Posteriormente, mientras los alumnos regresaban a sus salones para retroalimentar los diálogos surgidos en la tertulia con sus maestros y compañeros, se llevó a cabo la “Formación de Familiares” de la escuela. Esta formación, según la investigación INCLUD-ED (2011) posibilita superar las desigualdades sociales fomentando la educación de las familias involucrándolas para animarlos a participar cada vez más en procesos educativos que mejoren su formación y amplíen las expectativas en relación a sus propios aprendizajes y al aprendizaje de sus hijos, en un espacio en donde todos aprenden juntos.

En esa ocasión, la formación se desarrolló a partir del texto Los niños y la violenciaabarcando temáticas tan importantes que tienen que ver con la exposición de los niños a la violencia en la actualidad, cómo les podemos ayudar a hacer frente a la violencia y a combatir sus secuelas. Este mismo texto sirvió de base para el desarrollo de una “Tertulia Dialógica Pedagógica” con los maestros de la escuela y los seis practicantes normalistas que acuden a la institución. Estos  encuentros son también  conocidas como “Seminarios con el libro en la mano”, fundamentados  en que  la construcción colectiva del conocimiento se basa  en un diálogo igualitario sobre la lectura propuesta, favoreciendo  las relaciones horizontales que permiten una  mayor interacción y una comunicación horizontal sobre el aporte del autor y las experiencias vividas de los maestros durante el desarrollo de su tarea docente, lo que permite sentar las bases de una formación del profesorado con bases científicas, teóricas y evidencias científicas.  

En las Comunidades de Aprendizaje se realiza también una extensión del tiempo de aprendizaje que va más allá del horario escolar ordinario a través de ofertas formativas. La directora coordina otro espacio dialógico denominado “Biblioteca tutorizada”, que se abre fuera del horario escolar ordinario (por la tarde o durante los fines de semana), para que los niños y las niñas (y sus familias) dispongan de un espacio de aprendizaje, con acceso libre y gratuito. Se crea un espacio abierto a la comunidad, donde todas las personas (sobre todo, los niños y niñas) pueden encontrar recursos para aprender y trabajar las materias instrumentales con el apoyo de todas aquellas personas que colaboran voluntariamente en este espacio.

Cada uno de los docentes inmersos en Comunidades de Aprendizaje, encuentra diversas riquezas y aporte en las diversas AEE. Para la maestra Geo, la biblioteca tutorizada se ha convertido en un gran aporte:

En la escuela se inició en el ciclo 2021 – 2022, se invitó a un primer grupo de voluntarios, en el que participaban 5 personas, dos maestras jubiladas, una abogada, un maestro de música, una odontóloga. La primera acción fue organizarnos para conocer su funcionamiento y a qué se le llama aprendizaje instrumental, nos organizamos, hablamos sobre la actuación de éxito y expusimos las dudas que surgían, determinamos horarios y días para atender a los estudiantes. Posteriormente iniciamos, al principio llegaron 12 niños y 3 voluntarios, se inició en la biblioteca de la escuela. Los niños esperaban leer algún libro, sin embargo, se les preguntó sobre lo que deseaban aprender y ellos comentaron que querían resolver problemas o jugar; en ese primer acercamiento se les brindó una hoja de trabajo con problemas matemáticos y se les entregó por equipos, no se dieron indicaciones, solo se les entregó y se les pidió que la resolvieran y comentaran entre ellos la forma en que lo podían resolver. Al término, cada equipo socializó lo que hizo y se les dio oportunidad de jugar, se les compartieron juegos de mesa como ajedrez, dominó, palillos chinos, tangram, serpientes y escaleras, la oca y el UNO. Se les cuestionó al final si les había gustado la actividad y todos expresaron que sí. Posteriormente llegaron niños de otras escuelas, desde preescolar hasta secundaria. Uno de los voluntarios pidió apoyar con la impartición de inglés y se modificó la organización, quedando una hora para las actividades, media para inglés y 30 minutos para juegos. Al término de cada sesión se dialoga con los niños sobre la temática para la siguiente sesión, los niños eligen preferentemente trabajar con matemáticas. Los chicos de secundaria generalmente piden ser apoyados en sus tareas e investigaciones. El grupo va en aumento y los voluntarios van cambiando” (Ahuatzin, 2023).

Todas estas estrategias forman parte de un proceso que busca transformar un centro educativo en una Comunidad de Aprendizaje, abriendo las puertas a la comunidad con el fin de soñar hacia una educación que supere el fracaso escolar y los problemas de convivencia, encaminada hacia una educación de calidad para todas los niños y las niñas y en donde todos los actores educativos conocen los objetivos y están comprometidos con su realización.

Decidí publicar este acercamiento en esta semana de la mujer, porque el trabajo, la pasión y la responsabilidad de la directora de esta institución, permea no solamente en las alumnas y los alumnos de la escuela, va más allá buscando motivar a los docentes, a los padres de familia y a otros actores de la comunidad para participar en un proceso que busca, no sin obstáculos ni errores, el logro de una educación de calidad. Llama la atención además que el personal docente esté integrado por cinco mujeres y un hombre; las normalistas son cuatro mujeres y dos hombres y las personas que asisten a la formación de familiares en su mayoría son madres de familia.

No por ello quiero dejar de reconocer el trabajo de los hombres, como docentes, estudiantes normalistas o padres de familia, pero si visibilizar el detalle fino que deja al descubierto que aún tenemos retos importantes en cuanto a igualdad de género y el papel que representa para la mujer, ser madre, esposa y profesionista y destacar la enorme contribución de la mujer en el sistema educativo mexicano.

En mi caso particular, la experiencia de las maestras me permite la posibilidad de acceder a una serie integrada de vivencias personales, profesionales, de emociones, logros, frustraciones, éxitos, fracasos, sumergirse en sus historias en la que no solo se sintetiza la particularidad de cada una sino también el colectivo que conforman, permitiendo ver en el futuro educativo una utopía posible, en construcción permanente.

En esta contribución escribo solamente sobre esta experiencia, hay muchas más, tan ricas   como esta que en la investigación iré visibilizando. Gracias por la enorme generosidad de quienes me han permitido recuperar sus experiencias a través de sus historias y sigamos   siendo esas mujeres con la dignidad rebelde para seguir educando.

Referencias
INCLUD-ED (2011). Actuaciones de éxito en las escuelas europeas. Madrid: Ministerio de Educación, IFIIE, European Comission, Estudios CREADE.

Facebook Comentarios

También te puede interesar

Contacto

Revista Aula. Revista de periodismo y análisis especializado en temas educativos que fortalece el debate de manera libre y plural.

Publicaciones destacadas

Suscríbete

Suscribirse para recibir noticias de Revista Aula