Inicio » El Aprendizaje en la Nueva Escuela Mexicana

El Aprendizaje en la Nueva Escuela Mexicana

by Pluma Invitada
120 Vistas

Jaime Bustos Ochoa

El Plan de estudios de la educación básica 2022 expresa cómo se concibe y desarrolla el aprendizaje en el contexto de la Nueva Escuela Mexicana. Así, por ejemplo, se menciona que aprender es una actividad que se realiza en relación con otras personas y no como un hecho singular que reside en la mente de las y los estudiantes; que no se trata de un proceso individual -como se pensó en el Modelo Educativo de 2017 al expresar que aprender era el resultado de una relación entre el individuo y una situación, donde el estudiante, incluso, lleva a cabo el proceso por cuenta propia, de manera particular-.
Por el contrario, el actual Plan de estudios de la educación básica sostiene que el desarrollo y aprendizaje ocurren a partir de la participación entre niñas y niños en distintas prácticas sociales y en contextos diversos; que el desarrollo subjetivo y la construcción que cada alumna o alumno realiza de sus representaciones e interpretaciones de la realidad, a través de diálogos, acciones y materiales, es fundamental para aprender y, por tanto, el aprendizaje debe propiciar ideas generativas en lugar de conocimientos enciclopédicos.

Por ello, el Plan de estudios entiende el aprendizaje como una experiencia formativa, ya que, al momento que las y los niños se ponen en contacto con diversos objetos, medios o recursos de aprendizaje (como el internet), establecen una relación con la intencionalidad y funcionalidad social con la que se utiliza dicho objeto y, de esta manera, el aprendizaje acontece a partir de la participación que tienen las y los alumnos y la forma en la que ellos mismos dan un significado a lo que les rodea, pues esto les permite proyectar identidad y tomar conciencia del mundo.

Para la NEM, los sujetos hacen suyos los conocimientos de la realidad al darles otro significado, pero es a partir de su participación en actividades sociales diversas, ya que ellas representan oportunidades para el aprendizaje. Por esta razón, se comprende que los estudiantes no son quienes se adaptan al mundo (como se sugería en del documento: “Aprendizajes Clave para la Educación Integral”, al indicar la necesidad de formar al individuo para que sea capaz de adaptarse a entornos cambiantes y diversos).

Por el contrario, más que adaptarse a las circunstancias, desde la perspectiva de la NEM, los educandos otorgan un significado a los conceptos a partir de una actividad conjunta entre estudiantes, miembros de la familia o comunidad, para que las experiencias de aprendizaje no queden reducidas a lo teórico, sino que trasciendan, e incluso, se consideren otras miradas como lo estético, ético o político para que estudiantes y docentes cuestionen la realidad. Así, la didáctica del profesorado consistirá en organizar la interacción entre el objeto de estudio (un contenido) y una actividad a realizar en una situación de la vida real; esto será efectivo en tanto dicha interacción tengan sentido para las y los alumnos.

Finalmente, las y los docentes, al comprender qué es el aprendizaje y cómo se desarrolla desde la NEM, despliegan una conciencia que les impide confundirla con las concepciones que al respecto se tenían en modelos educativos anteriores al Plan de estudios 2022. Asimismo, comprenderán que lo esencial, en cuanto al aprendizaje, surge desde el diálogo con el “Otro” (como sujetos) en las relaciones prácticas desde donde se revelan y, al mismo tiempo, interpretan la realidad y la cuestionan (como una condición fundamental que motiva, exige y obliga a los individuos a crear la necesidad de intervenir en la historia).

Facebook Comentarios

También te puede interesar

Contacto

Revista Aula. Revista de periodismo y análisis especializado en temas educativos que fortalece el debate de manera libre y plural.

Publicaciones destacadas

Suscríbete

Suscribirse para recibir noticias de Revista Aula