Inicio » Tabasco: se busca bachillerato

Tabasco: se busca bachillerato

by Pluma Invitada
35 Vistas

Javier Tolentino García

Para lograr que la población asista a la escuela, las acciones en educación pública de un Gobierno Estatal en una concepción reduccionista son: 1) Construir instituciones, 2) cubrir sus necesidades de infraestructura. Con ello, se atiende la cobertura y las condiciones adecuadas para el desarrollo del acto educativo. Así, la acción gubernamental permite a los estudiantes tener un lugar para estudiar, en el nivel educativo correspondiente a su edad.

Desde el gobierno, proporcionar un lugar para estudiar, es sólo una cara de la moneda, la otra, es la de la calidad. El Gobierno Estatal es responsable de la calidad de la educación, lo cual es un tema más amplio, cuyo abordaje implica realizarlo, al menos, por nivel educativo y por tipo de institución. Siempre partiendo de una conceptualización de la calidad y de las evidencias disponibles.

En Tabasco, ante la pregunta por la cobertura de servicios educativos de educación inicial, básica, media superior y superior, sin duda, hay unos niveles educativos donde existe la necesidad de contar con un mayor número de instituciones, porque el porcentaje de la población atendida es muy bajo, tal es el caso de la cobertura en educación inicial, bachillerato y educación superior. Omito los datos estadísticos por cuestiones didácticas y de la finalidad del texto.

Derivado de lo anterior, en las campañas políticas de los candidatos/as, tanto federales como estatales, abundan las propuestas de crear instituciones educativas o ampliar la cobertura ante lo evidente de los bajos niveles de escolaridad de la población. Y en virtud de reconocer lo determinante de la escolaridad de la población, para participar en otras áreas del crecimiento y del desarrollo económico y social, entre otros aspectos.

Ante la propuesta de Javier May R. de “construir 17 nuevas preparatorias”. Y dado los diversos tipos de instituciones existentes actualmente en el estado de Tabasco, la pregunta clave es cuál es el tipo de bachillerato que se necesita en el estado o para cada municipio.

Sin duda, ante la promesa de campaña, el factible imaginar las reuniones donde se van tomando las decisiones para ver materializadas las nuevas preparatorias. En el escenario, antes denominado reduccionista, se diseña el edificio o se retoman lo planos de los ya existentes y en poco tiempo habemus preparatoria. El cumplimiento del compromiso de campaña, se realiza con los profesionales de la construcción o la arquitectura.

En el otro escenario, aquí denominado emergente, el que está más acorde con los principios de la 4T: el “humanismo mexicano”, “primero los pobres” y “no somos iguales”, por mencionar algunos, en las reuniones para la definición del tipo de bachillerato que necesita Tabasco y cada municipio, se plantea la necesidad de una delimitación de un marco general, dónde se establezcan los lineamientos y criterios para cinco ejes: estudiantes sujetos de atención, currículum y plan de estudios, educadores, estructura organizacional, e infraestructura. Sin duda, podrán ser considerados otros aspectos como el financiamiento, el laboral, y los niveles de participación de las autoridades municipales y de los pobladores. Por supuesto, el orden de los ejes no es producto del azar, sino de concepciones filosóficas y teóricas derivadas de la pedagogía y de las ciencias de la educación.

Lo anterior, supone una posterior realización de proyectos específicos en y para cada municipio, por la necesidad de considerar la pertinencia de la oferta de estudios, aspecto que se comentará más adelante.

Antes de avanzar en el planteamiento de la oferta actual y el tema de la infraestructura, derivado del compromiso de campaña de construir 17 preparatorias, surgen algunas preguntas, cuya delimitación es un punto de partida.

PRIMERAS PREGUNTAS

¿Se va a construir un bachillerato por cada municipio?
¿Es una preparatoria para cada municipio, o al considerar el número de jóvenes de 15 a 18 años, se podrán construir más de una?
¿La construcción se realizará en la cabecera municipal o se consideraran otros criterios, como ubicación de la población existente y las vías de acceso?
¿Se construirá un mismo tipo de bachillerato para todos los municipios?
¿Si los tipos de bachilleratos existentes no tienen el modelo educativo que Tabasco o el municipio necesita, qué se hará?

Las respuestas a las preguntas anteriores, entre otras, son indispensables para tomar decisiones, no sólo para atender el compromiso de campaña, sino en términos más amplios, para el diagnóstico, objetivos y estrategias en el marco del Programa Sectorial de Educación que se presentará en el 2025. En fin, es conveniente comenzar a reflexionar sobre el cambio o reforma educativa requerida para el bachillerato del Estado de Tabasco. Precisando, la tarea, no son los 17 nuevos bachilleratos, sino todo el subsistema, más en términos de calidad, que de infraestructura.

Como se planteó antes, entre el escenario reduccionista y el emergente, el próximo gobierno enfrentará la disyuntiva de construir preparatorias o insertar el compromiso de campaña en el marco de una política educativa. Aprender a diseñar políticas educativas, no haciendo lo mismo y en el marco de la 4T que se propone ampliar la transformación, parte de encontrar la síntesis de las decisiones, entre las necesidades de las poblaciones y los especialistas en educación. En este sentido ver el libro de Cecilia Velada titulado “La cocina de la política educativa. Quiénes, cómo y en qué condiciones deciden lo que ocurrirá (o no) en las escuelas”. O su conferencia, sobre el tema, consultada en mayo del 2024; https://www.youtube.com/live/T6HlLO4Us_E?si=6hDtvf1WMJU3uNyE

OFERTA ACTUAL O INNOVACIÓN

De acuerdo con la información de la SETAB, en Tabasco se ofrecen los siguientes tipos de bachilleratos, clasificados en general y tecnológico:

Colegio de bachilleres de Tabasco (COBATAB)
Bachillerato por Cooperación
Telebachillerato
Telebachillerato Comunitario
Educación media superior abierta y a distancia (EMSAD)
Bachillerato Intercultural
General Particular
Preparatoria Abierta
Centro de Atención para Estudiantes con Discapacidad (CAED)
Bachillerato Tecnológico Industrial (DGETI)
Instituto de Difusión Técnica (DIFTEC)
Bachillerato Tecnológico Agropecuario (DGETA)
Bachillerato Tecnológico Pesquero (CETMAR)
Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (CONALEP) 

Evidentemente, el CUMPLIMIENTO del compromiso de campaña de construir nuevas preparatorias, pasa por DECIDIR entre optar por alguno(s) de los tipos de bachilleratos existentes o por CONSTRUIR una nueva opción innovadora. Incluso, en el marco de la primera opción, será necesario realizar una EVALUACIÓN de su modelo educativo y analizar los resultados de la calidad de los aprendizajes obtenidos con sus estudiantes, como paso para determinar por cuál de las 14 opciones optar. El tema de la calidad, se queda en el discurso o se asume como responsabilidad gubernamental, en el marco del ciudadano democrático perfilado en el Artículo Tercero Constitucional; y en gobiernos con pretensiones alternativas al neoliberalismo.

Retomando la pregunta clave, cuál es el tipo de bachillerato que se necesita. A continuación, se presentan algunos comentarios generales sobre las ofertas actuales de bachillerato, en tanto se realiza una evaluación más detallada:

Los modelos educativos, curriculares y pedagógicos son difusos. No existen documentos donde se expliciten.
Ninguna de las ofertas educativas de bachillerato permite identificar indicadores de calidad sobresalientes.
Los indicadores de abandono, reprobación y eficiencia terminal, además de tener limitaciones en su generación, son inerciales respecto de años anteriores y bajos. Entran 100 y egresan 65 no es motivo de orgullo. Es muestra de incapacidad.
Los indicadores que presentan son sus resultados para el aumento del rezago educativo.
Si preguntamos por el aprendizaje de los estudiantes abundan las inconsistencias y las ausencias de información.
Los indicadores indirectos del aprendizaje de los estudiantes de bachillerato muestran baja calidad.
Algunas de las ofertas dependen de los rumbos o inercias federales.
Son muy marcadas las limitaciones en la pertinencia de las ofertas relacionadas con la formación profesional. Por ejemplo, asistente directivo, las relacionadas con contaduría y administración, actualmente anacrónicas. Lo mismo para las ofertas Agropecuarias, Industrial o del Mar.
No hay evidencias de acciones en el marco de las escuelas efectivas, de la atención de las causas internas. Se escudan en lo multifactorial de la problemática, como se observa en su planeación institucional.
Abundan las limitaciones sobre la equidad, ser inclusivas y la atención a la diversidad.
Del Telebachillerato, el Telebachillerato Comunitario y el de Cooperación, son opciones educativas diseñadas para lugares con poca demanda y para ser atendidos por un mínimo de profesores. Es una oferta pobre para pobres, por lo cual es evidente su improcedencia.
La oferta de bachillerato en línea o a distancia ha quedado obsoleta si se valora desde la pertinencia social, la flexibilidad curricular y la modalidad híbrida. Hoy la tendencia es hacia las intermodalidades. https://www.transdigital.mx/escudero-articulos/la-intermodalidad-educativa-como-base-conceptual-para-el-diseno-de-planes-de-continuidad-educativa/
La formación para el empleo, la oferta de carreas técnicas, no se ha actualizado, ni enmarcado en la formación Dual.
Subsisten los problemas de la orientación vocacional.
Los bachilleratos de Tabasco, no destacan en la literatura especializada por la generación de innovaciones educativas.

Por supuesto, los comentarios anteriores se han centrado en algunos aspectos de lo pedagógico, dejando para otros momentos lo referente a la formación docente, la infraestructura, las relaciones laborales, etcétera.

En fin, el estado de Tabasco, respecto del bachillerato está en plena instrumentación de un plan de estudios, por lo cual, es necesario mucho trabajo gubernamental en lo referente a la gestión curricular, proceso en el cual se insertará la nueva oferta de 17 bachilleratos.

La “muerte” del currículo uniformizador educativo,
y con él, la enseñanza en su sentido más maximalista,
puede significar el nacimiento del aprendizaje
ubicuo y permanente

Juan Domingo Farnos

Los jóvenes Tabasqueños que no están en los bachilleratos son de poblaciones rurales con un capital cultural limitado o condicionado por su ubicación geográfica y las condiciones de marginación, lo cual es una variable que interviene en la calidad de la educación.

Respecto del bachillerato, el desafío sigue vigente, pero comprende dos tipos de retos unos que se refieren al acceso de todos los jóvenes, a un determinado plantel y su permanencia hasta el final de los tres grados que comprende. Otros retos son lo que implica conseguir que todo joven alcance los aprendizajes esperados y desarrollen las competencias necesarias para tener una vida plena en una sociedad próspera, equitativa, democrática, culta, solidaria e incluyente. Martínez (2022); https://www.uv.mx/personal/albramirez/files/2023/01/Libro-EMS-ante-NEM.pdf

Para avanzar hacia una posible innovación, es necesario recuperar planteamientos diversos, entre ellos, el del Foro Económico Mundial en el 2020, donde como parte del día mundial de las habilidades de la juventud, reunieron a jóvenes de diferentes países para escuchar sus ideas, sobre cómo podemos rediseñar y re-imaginar los sistemas educativos para satisfacer sus necesidades. Se identificaron los siguientes principios que deberán guiar el cambio:
https://es.weforum.org/agenda/2020/07/reimaginar-el-futuro-de-las-habilidades-que-piensan-los-jovenes/

Las habilidades modernas, no planes de estudio anticuados
Las habilidades sociales son la clave y
La conectividad digital y aprendizaje digital.

Así, ante la pregunta, qué bachillerato necesita el Estado o cada municipio. Quizás habría que pensar no en una opción homogénea, a partir de la revisión de la vocación de los municipios a fin de construir ofertas educativas con pertinencia social, entendida como la respuesta a las necesidades, presentes y futuras, de la población. No hay más humanismo mexicano que esto.

INFRAESTRUCTURA

Los estudiantes de ciencias de la educación o pedagogía de la década de los ochentas, observaron en sus visitas a las escuelas primarias o secundarias, el hecho de que los edificios eran iguales en todos partes. Quizás preguntaron a sus profesores por este hecho. O encontraron en algún texto la explicación de la política educativa, respecto de la cobertura a través de crear infraestructura en todo el país. Por supuesto, aprendieron sobre la existencia de un organismo responsable de la construcción de espacios educativos, o cual explicaba la razón de encontrar secundarias iguales en todo el país. Incluso, el diseño de los salones era con un pizarrón al frente, donde se ubicaba el profesor en un peldaño, escalón o tarima para que estar más arriba de sus estudiantes, lo cual se asociaba, antes y ahora, a la educación tradicional. Ahora, cuando los expertos en educación ven este tipo de salones y mobiliario (silla con paleta) se preguntan por el aula del Siglo XXI.

Hoy, una política educativa que pone en el centro a los beneficiarios, los estudiantes, requiere de un diseño de bachilleratos acordes al modelo educativo que se pretende instrumentar a fin de dar respuestas a las necesidades sociales. Por ejemplo, si el modelo educativo va a enfatizar la sustentabilidad, el edificio debe estar acorde.

En este sentido, los laboratorios de química, biología, física, para un bachillerato no pueden ser iguales a los de años atrás. Hoy existen los laboratorios virtuales y los edificios deben diseñarse a partir de estas consideraciones, entre muchas otras. Actualmente, las instalaciones deficientes, el material de trabajo en mal estado, la falta de equipo de protección personal y el desconocimiento de los estudiantes de bachillerato ante situaciones de riesgo podrían ser problemáticas. Ver investigaciones como; https://www.revista-transdigital.org/index.php/transdigital/article/view/312/485

La formación para el desarrollo de competencias digitales, no se limita a salones de computación. Hoy en plena era de la irrupción de la inteligencia artificial, la que amenaza con la desaparición de empleos y la creación de otros, urge contar con el AULA MAKER. https://youtu.be/SHbLBbCXOW8?si=a6LOnH_QvgUkwEpB

Los espacios para la formación integral deben ser pensados. Muchas escuelas pretenden ofertar danza, artes marciales, deportes, etcétera. Y se encuentran con la inexistencia de espacios adecuados.

La noción de bibliotecas con libros ha quedado anacrónica. Las escuelas han ido medio adaptándose poniendo una computadora a la entrada para consultar el catálogo. O menos de una decena de computadoras a un costado para el uso de algunos estudiantes. Es necesario evolucionar a “medioteca” o alguna denominación acorde al modelo educativo que se construya.

En conclusión, aunque parezca una verdad de Perogrullo, primero se diseña el modelo educativo y después se diseña y construye el edificio. Y lo mismo aplica para delinear el perfil del docente y el de la estructura organizacional.

En fin, en el marco de la 4T y de la necesidad de abundar en la transformación del país, del estado y particularmente de la educación, la innovación educativa se avizora en los bachilleratos de Tabasco.

El problema persistente con el futuro es su carácter incierto,
producto del azar y de las influencias reales o imaginarias
que ejercen los actores y las fuerzas que intervienen para
definirlo desde los episodios marcados por las hechuras de
un presente continuo. El futuro como la complicada estructuración
de un tiempo que suele fluir entre continuidades y fracturas,
entre sincronías y arritmias, entre frustraciones e ilusiones,
entre herencias del pasado y la forja de acuerdos y conflictos
que habitan el orden social y político de todos los días. Pero el riesgo
de comprometerse con determinados tipos de futuros es la
posibilidad de producir efectos contrarios a las intenciones
originales, efectos no deseados o perversos.

Adrián Acosta Silva

POSDATA. EL NOMBRE DE LOS BACHILLERATOS

En ocasiones el nombre de las instituciones educativas es acorde a la filosofía o teoría del proyecto educativo. Por ello, ante un compromiso de campaña de construir 17 nuevas preparatorias, en las reuniones donde se toman las decisiones de la política educativa, un aspecto a considerar será el nombre que llevarán. Aquí algunos planteamientos en torno a un etcétera prolongado:

El de un personaje histórico internacional, relacionado con la izquierda: José Martí Simón Bolívar.
El de un personaje histórico de nuestros antepasados: Cuauhtémoc.
El de un personaje mexicano mestizo: Benito Juárez ya usado para las universidades, pero podría ser Emiliano Zapata.
El de una luchadora social: Rosario Ibarra de Piedra.
El de un tabasqueño: Gregorio Méndez M.
El de una mujer mexicana o tabasqueña.
El de un personaje ilustre de Comalcalco.
Y también pueden ser unas siglas.

Facebook Comentarios

También te puede interesar

Contacto

Revista Aula. Revista de periodismo y análisis especializado en temas educativos que fortalece el debate de manera libre y plural.

Publicaciones destacadas

Suscríbete

Suscribirse para recibir noticias de Revista Aula