Inicio » ¿Qué es el Diseño Universal para el Aprendizaje y cómo aplicarlo en el aula?

¿Qué es el Diseño Universal para el Aprendizaje y cómo aplicarlo en el aula?

by Pluma Invitada
669 Vistas

Everardo Ruiz Miranda*

El Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA) es un marco educativo que reconoce que todos los estudiantes aprenden de diversas maneras y se benefician de técnicas de aprendizaje diferenciadas en el aula. Este enfoque se adapta especialmente a los estudiantes con diferentes tipos de discapacidades y facilita su inclusión en el aula. En este artículo, se pretende analizar el concepto y las características del DUA, así como sus implicaciones y beneficios para la educación. Para ello, se revisará la literatura existente sobre el tema y se presentarán algunos ejemplos de buenas prácticas de aplicación del DUA en diferentes contextos educativos.

Origen y evolución del DUA

El Diseño Universal (DU) no es un concepto original del ámbito educativo, sino que surgió en el campo de la arquitectura en la década de 1970 en Estados Unidos. El DU se define como “el diseño de productos y entornos que puedan ser utilizados por todas las personas, en la mayor medida posible, sin necesidad de adaptación o diseño especializado” (Mace et al., 1997, p. 4). El DU se inspiró en el movimiento de los derechos civiles y buscó eliminar las barreras físicas y sociales que impedían el acceso y la participación de las personas con discapacidad en la sociedad. Algunos ejemplos de DU en la arquitectura son las rampas, los ascensores, los baños adaptados o los semáforos sonoros.

Posteriormente, el concepto de DU se trasladó al ámbito educativo, dando origen al DUA, que se enfoca en el diseño de currículos, materiales y actividades que puedan ser accesibles y significativos para todos los estudiantes, independientemente de sus características o necesidades. Este marco educativo surge como una respuesta al paradigma tradicional de la educación, que se basa en un modelo único y estándar para todos los estudiantes, sin tener en cuenta su diversidad. Este modelo genera barreras para el aprendizaje y la participación de muchos estudiantes, especialmente aquellos que presentan algún tipo de discapacidad o necesidad educativa especial. El DUA propone un cambio de paradigma, donde el diseño educativo se adapte a los estudiantes, y no al revés.

Principios y características del DUA

El DUA se fundamenta en tres principios que orientan el diseño de propuestas educativas universales. Estos principios son: proporcionar múltiples formas de representación de los contenidos que se enseñan, proporcionar múltiples formas de acción y expresión de lo que se aprende, y proporcionar múltiples formas de participación en el proceso de aprendizaje (Morin, s.f.). Cada uno de estos principios implica una serie de características o pautas que se deben tener en cuenta a la hora de planificar y ejecutar las actividades educativas. A continuación, se describen brevemente estas características:

Múltiples formas de representación

Este principio consiste en ofrecer diversas opciones para que los estudiantes puedan percibir e incorporar la información de manera adecuada a sus preferencias y capacidades sensoriales, lingüísticas y cognitivas. Por ejemplo, se pueden usar textos escritos, imágenes, gráficos, audios, videos o animaciones para presentar un mismo concepto o hecho. Las características asociadas a este principio son: ofrecer opciones para la percepción (ajustar el tamaño, el color o el volumen de los estímulos), ofrecer opciones para el lenguaje y los símbolos (usar vocabulario claro, definir términos desconocidos o usar recursos visuales), y ofrecer opciones para la comprensión (activar los conocimientos previos, resaltar las ideas principales o usar analogías).

Múltiples formas de acción y expresión

Este principio consiste en ofrecer diversas opciones para que los estudiantes puedan demostrar sus conocimientos y habilidades de manera adecuada a sus preferencias y capacidades físicas, comunicativas y ejecutivas. Por ejemplo, se pueden usar pruebas escritas, orales, gráficas o prácticas para evaluar un mismo objetivo o competencia. Las características asociadas a este principio son: ofrecer opciones para la acción física (usar diferentes tipos de dispositivos o herramientas), ofrecer opciones para la expresión y la comunicación (usar diferentes formatos o medios), y ofrecer opciones para la regulación (establecer metas claras, dar retroalimentación o facilitar estrategias de autoevaluación).

Múltiples formas de participación

Este principio consiste en ofrecer diversas opciones para que los estudiantes puedan interactuar con los contenidos, con sus compañeros y con el docente de manera adecuada a sus preferencias y capacidades afectivas, motivacionales y sociales. Por ejemplo, se pueden usar actividades individuales o grupales, presenciales o virtuales, lúdicas o formales para fomentar el interés y la implicación de los estudiantes. Las características asociadas a este principio son: ofrecer opciones para el reclutamiento del interés (usar temas relevantes, variar los desafíos o dar opciones de elección), ofrecer opciones para el sostenimiento del esfuerzo y la persistencia (establecer expectativas claras, dar apoyo o reconocer el progreso), y ofrecer opciones para la autorregulación (fomentar la reflexión, la autoeficacia o el sentido de pertenencia).

Implicaciones y beneficios del DUA

El DUA es un enfoque que promueve la educación inclusiva, entendida como “un proceso que ayuda a superar las barreras que limitan la presencia, la participación y el logro de los aprendices” (UNESCO, 2009, p. 8). Al ofrecer opciones flexibles y diversificadas para el aprendizaje, el DUA respeta y valora la diversidad de los estudiantes, y les brinda oportunidades para desarrollar su potencial y expresar su individualidad. Se dirige especialmente a los estudiantes con discapacidad o necesidades educativas especiales, que suelen enfrentarse a dificultades para acceder al currículo y a los recursos educativos convencionales. El DUA les permite tener una educación de calidad y equitativa, sin necesidad de adaptaciones o modificaciones específicas que puedan suponer una segregación o una discriminación.

Se trata de un enfoque que mejora los resultados de aprendizaje de todos los estudiantes, no solo de aquellos que tienen discapacidad o necesidades educativas especiales. Al ofrecer opciones que se adaptan a las preferencias y capacidades de cada estudiante, el DUA aumenta la motivación, la comprensión y la retención de lo que se aprende, así como la transferencia y la aplicación de los conocimientos y habilidades a diferentes situaciones. También favorece el desarrollo de competencias clave para el siglo XXI, como el pensamiento crítico, la creatividad, la colaboración y la comunicación. Además, contribuye a crear un clima de aula positivo y cooperativo, donde se fomenta el respeto, la tolerancia y la solidaridad entre los estudiantes.

El DUA es un enfoque que implica cambios profundos en la cultura, las políticas y las prácticas educativas. Para implementarlo de manera efectiva, se requiere contar con el compromiso y la colaboración de todos los actores involucrados en el sistema educativo: autoridades, docentes, familias, estudiantes y sociedad. También se requiere disponer de recursos humanos, materiales y tecnológicos adecuados para el diseño y la ejecución de propuestas educativas universales. Algunos de los desafíos que se presentan para su implementación son: la falta de formación e información sobre el DUA entre los docentes y otros agentes educativos; la resistencia al cambio y a las innovaciones pedagógicas; la escasez o inadecuación de los recursos disponibles; las limitaciones normativas o administrativas; o la falta de evaluación e investigación sobre el impacto y la efectividad de esta metodología.

Conclusión

El Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA) es un marco educativo que propone ofrecer múltiples opciones para la representación, la acción y expresión, y la participación en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Este enfoque busca responder a la diversidad de los estudiantes y facilitar su inclusión en el aula. El DUA tiene beneficios tanto para los estudiantes con discapacidad o necesidades educativas especiales como para el resto de los estudiantes, ya que mejora su acceso, su motivación y sus resultados de aprendizaje. Sin embargo, también supone desafíos importantes para los sistemas educativos, que deben asumir cambios en sus políticas, sus recursos y sus prácticas. Se recomienda que los docentes se formen en el DUA y lo apliquen de manera gradual y colaborativa en sus contextos educativos.

Referencias

Mace, R. L, Hardie, G. J, & Place, J. P. (1991). Accessible environments: toward universal design. Raleigh, NC: Center for Universal Design, North Carolina State University.

Morin, A. (s.f.). ¿Qué es el diseño universal para el aprendizaje? Recuperado de: ¿Qué es el diseño universal para el aprendizaje? (understood.org)

UNESCO (2009). Directrices sobre políticas de inclusión en la educación. París: UNESCO.

*Maestro en Docencia, Licenciado en Educación Primaria, Licenciado en Psicología

Facebook Comentarios

También te puede interesar

Contacto

Revista Aula. Revista de periodismo y análisis especializado en temas educativos que fortalece el debate de manera libre y plural.

Publicaciones destacadas

Suscríbete

Suscribirse para recibir noticias de Revista Aula