Inicio » Proceso de codiseño de los Tejidos curriculares (Plan de estudios 2022) Las voces silenciadas

Proceso de codiseño de los Tejidos curriculares (Plan de estudios 2022) Las voces silenciadas

by Pluma Invitada
142 Vistas

Juan José Lecona González*

El proceso de codiseño de los Planes y Programas de Estudio para la Formación Inicial Docente es la estrategia planteada y consensada en las jornadas de trabajo por los docentes dedicados a la formación de maestros en el marco del Congreso Nacional para el Fortalecimiento y Transformación de las Escuelas Normales Públicas, convocado y realizado en 2019 por las autoridades educativas en México con sustento en la Ley General de Educación Superior. El proceso de codiseño es la construcción curricular que rompe con esquemas y procesos impuestos desde las elites académicas que hasta el 2018 dieron preferencia a la forma de entender el conocimiento desde la visión occidentalizada marginando e invisibilizando otras formas de pensamiento, particularmente las epistemologías y los conocimientos generados desde las culturas originaras. El Proceso de codiseño se sustenta en el Eje estratégico N° 5 de la Estrategia Nacional de Mejora de las Escuelas Normales (ACUERDO EDUCATIVO NACIONAL, 2019) que fundamentalmente se refiere al planteamiento de la ruta curricular con la cual se diseñarán los planes y programas de estudio de las Escuelas Normales desde la experiencia y conocimientos de los actores involucrados.

¿Ahora bien?

Lo relevante del proceso de codiseño de los Planes de Estudio 2022 para la formación inicial docente, es la oportunidad de construir el curriculum desde la diversidad epistémica que identifica a las escuelas normales en México, promoviendo fundamentalmente el dialogo académico, abierto y respetuoso, aceptando el reto que significa generar contenido formativo desde la realidad inmediata en la que sucede el trabajo docente. El transito formativo institucional hace relevancia a la reciprocidad y la complementariedad como forma universal en donde el intercambio y el respeto son fundamentales.

Lo relevante del proceso de codiseño es la oportunidad del trabajo académico que va cobrando sentido y ganando contenido relevante y pertinente como resultado del ejercicio comprometido en la interculturalidad, y en la diversidad que nos distingue. Se aprecia el saber contenido en otras cosmovisiones que se expresa en la pluriculturalidad y el plurilingüismo nacional. En el trabajo académico colaborativo caben y se escuchan todas las voces, es un ejercicio poderoso de intercambio que promueve y fortalece la equidad.

Lo relevante del proceso de codiseño es hacer posible el tránsito de los procesos formativos a otras formas de ver y entender la construcción de los saberes pedagógicos, de permitir que la diversidad exprese la riqueza de la experiencia cultural humana, rompiendo la hegemonia predoninante en la construcción curricular, recuperar la perspectiva de otras formas de pensamiento, entender el trabajo docente desde la experiencia de las escuelas normales como un proceso de construcción que involucra a la escuela y a la comunidad. Este es el momento que hace viable la decolonización del pensamiento y consecuentemente la ruptura epistémica en los procesos formativos que por décadas han estandarizado los modelos de práctica docente.

Sin embargo, en la experiencia del Colectivo Nacional de Normales Interculturales Bilingües que viene realizando trabajo académico organizado desde 2019 en la construcción de los tejidos curriculares para la formación inicial docente intercultural, plurilingüe y comunitaria, lo relevante no alcanza para hacer efectivo lo que significa la colaboración académica sustentada en la Ley general de educación superior (artículo 33, Capitulo III, Título Tercero fundamentalmente fracción II y IV) y que fue ampliamente discutida y documentada en el congreso nacional para la transformación de las escuelas normales en 2019 (eje estratégico N° 4 de la Estrategia Nacional de Mejora de las Escuelas Normales). La ausencia de la parte oficial en la organización, comunicación e información que ha significado cada periodo de trabajo del 2021 a la fecha hace evidente la simulación del acompañamiento en todas las actividades que el Colectivo realiza hasta la presentación de los programas de las Unidades de Estudio. Es decir, a las autoridades encargadas de facilitar las condiciones para el trabajo académico de los encargados del codiseño solo les ve al inicio de las Plenarias Nacionales.

Con la convocatoria al Proceso de Acompañamiento del Tercer semestre de los Planes de estudio 2022 emitida por la Dirección General de Educación Superior para el Magisterio el 25 de julio de 2023 se abren los espacios para el dialogo académico en torno a los materiales que han resultado del codiseño que, en apariencia, deja ver que todo va ocurriendo en un plano de buena organización y consenso. Sin embargo, en el fondo el compromiso de trabajo de las Comunidades de Gestión Académica se ve entorpecido por la ausencia, el silencio y la falta de compromiso de los encargados por la parte oficial de acompañar y garantizar las mejores condiciones para que todo resulte a favor del objetivo principal: lograr en tiempo y forma los programas de las unidades de estudio para el trabajo en las Escuelas Normales.

¿Qué hay en el contexto de codiseño de los Tejidos curriculares 2022?

Primero es importante comentar que el Colectivo Nacional de Normales Interculturales Bilingües desde 2019 ha coordinado la colaboración académica de las Escuelas Normales que han compartido la experiencia formativa en los Planes de estudio 2004, 2012 y 2018, que viene realizando trabajo académico desde 2012 reflejado en tres Congresos Nacionales, que cuenta con una organización a partir de tareas específicas en las que se considera: una coordinación general, una coordinación académica representada por docentes de las Escuelas Normales, la difusión que asegura la comunicación con directivos e integrantes de las Comunidades de Gestión Académica y la administración de recursos tecnológicos y digitales, que permiten la realización de las actividades fundamentalmente virtuales. La asignación de estas tareas esta sustentada en una forma de organización basada en categorías que orientan el proceso de codiseño: Respeto a la diversidad de pensamientos, el Dialogo de Saberes y la interculturalidad como una expresión de intercambio en y para la diversidad.

En esta organización simétrica estamos representados todos y tienen un lugar la DGESuM y los académicos externos con experiencias formativas interculturales en otras instituciones (UNAM, UPN, IISUE, CGEIB)

Ahora bien, el Subsistema de Escuelas Normales está a cargo de la Dirección General de Educación Superior para el Magisterio (DGESuM) y el Consejo Nacional de Autoridades de Educación Normal (CONAEN) integrado por el representante de la Secretaría responsables de la educación normal en las entidades federativas. (Artículo 34, Sección Tercera, Capitulo III, Título III de la Ley General de educación Superior) Es en esta instancia en donde se consensan los acuerdos, políticas y acciones que habrán de procurar el desarrollo de la formación de maestros en México. Nada sucede en las instituciones formadoras de docentes que no cuente con el respaldo ejecutivo de la parte oficial. Por lo tanto, la comunicación, las convocatorias y las actividades complementarias en el proceso de codiseño deben pasar por el visto bueno. Lo institucional es un ejercicio con tendencia a la discriminación.

Sucede que la Gestión entre el Colectivo, la DGESuM y el CONAEN es generalmente un conflicto que particularmente deja en silencio y espera la posibilidad de cubrir expectativas de acompañamiento formativo propuestas por el Colectivo y necesarias en el proceso de codiseño. La ausencia permanente de los integrantes de la Dirección de Diseño Curricular supera todas las expectativas de colaboración académica necesarias en la construcción de las Unidades de Estudio que es el tercer nivel de concreción que plantea la Propuesta curricular base. Muestra de esto es la publicación de los Programas en la plataforma oficial sin pasar por la corrección de estilo y la falta de espacios para que los directivos de las escuelas Normales tengan una mejor perspectiva de la propuesta formativa.

La falta de apertura a construir curriculum desde otras cosmovisiones hace visible la insistencia de permanecer en un modelo formativo que poca opción ofrece a la flexibilidad curricular que se anuncia como un logro del Congreso Nacional del 2019. La incongruencia entre el discurso y la intervención que garantice mejores condiciones para el codiseño termina promoviendo inconsistencia e irresponsabilidad, así lo demuestra la nula participación de algunas Escuelas Normales que han abandonado el proyecto o simplemente lo han ignorado. Habría que revisar los casos en Chihuahua, Puebla, Sinaloa y Baja California.

Sucede que en el CONAEN el Colectivo no cuenta con una presencia que lleve la voz y la gestión del proceso de codiseño de los Tejidos curriculares, 20 Escuelas Normales con matrícula en los programas interculturales de 267 Escuelas Normales oficiales en el País representa una proporción invisibilizada en el escenario nacional, el consenso está centrado en los Programas Educativos con la mayor matrícula en formación. El Colectivo no tiene certeza de que lo temas que nos ocupan en el codiseño sean expuestos en las sesiones de trabajo y que realmente se aborden con el interés que se requiere.

Entre el CONAEN y el Colectivo identificamos a la Dirección de Desarrollo Curricular como la instancia que lleva nuestras solicitudes y/o propuestas de trabajo, pero no tenemos oportunidad de presentar y/o justificar plenamente el contexto de la propuesta para llevar a cabo y cumplir con el codiseño.

En el Colegiado conformado por los Directores de las Escuelas Normales no se hace presente la figura del Colectivo y no se tratan las solicitudes que se hacen regularmente con el único fin de cumplir en tiempo y forma con la entrega de las Unidades de estudio.

De ahí, que:

El colectivo No puede hacer Gestión con las Escuelas Normales, con las Autoridades en los estados y con la Propia Dirección General de Educación Superior para el Magisterio, cero comunicación en la tarea fundamental que significa compartir información sobre los trabajos académicos.

No tiene figura para convocar y coordinar las actividades de acompañamiento formativo que creemos son fundamentales para la colaboración de los integrantes de las Comunidades de Gestión Académica en el tercer nivel de concreción del codiseño que plantea la Propuesta Curricular Base.

No puede hacer invitación a importantes académicos con experiencia en la formación intercultural en instituciones de educación superior nacionales en la intensión de promover espacios para el dialogo académico a través de seminarios, foros y talleres a través de los cuales de profundice la construcción de la interculturalidad.

No cuenta con el apoyo para gestionar reuniones presenciales que son potencialmente encuentros a favor del codiseño, el intercambio y la vinculación académica.
Las consecuencias de no esperar apoyo y avanzar se reflejan en el silencio y la espera injustificada de respuestas que hagan viable la agenda de trabajo que nos compromete y son integra para cumplir efectivamente con nuestras instituciones.

No hay certeza de cuando puedan cambiar las cosas, cinco años de trabajo académico documentado, siguen tropezando con el esquema de desigualdad marcada por la DGESuM.

La ruta de trabajo presentada para el codiseño del segundo nivel de concreción de la propuesta curricular que consistió en la denominación de las Unidades de estudio de los Tejidos curriculares, incluía la estrategia de acompañamiento formativo que fortaleciera el marco de colaboración de los integrantes de las Comunidades de Gestión Académica.

Este Colectivo se ha expresado en diferentes foros nacionales e internacionales en donde ha sido posible la difusión de los alcances en el proceso colaborativo de construcción curricular desde la diversidad epistémica, ha logrado espacios de vinculación académica que hace posible aperturar el dialogo académico reflexivo y propositivo, ha tocado puertas en un ejercicio de acercamiento con diversas autoridades educativas federales y estatales en la esperanza de sensibilizar a los actores que podrían realmente facilitar todas las actividades académicas orientadas al codiseño. Lo que nos queda es resistir la invisibilización, seguir sumando esfuerzos como ha sido desde 2004 a favor del proyecto que nos hermana, seguir encontrando tiempos y espacios para el trabajo académico y seguir haciendo aportaciones individuales y colectivas que siempre han sido necesarias o no contaríamos con lo mínimo aceptable para dar seguimiento al codiseño.

Finalmente se comparte el avance en el codiseño de los Tejidos curriculares como evidencia del compromiso que el Colectivo sostiene con las Escuelas Normales Interculturales y resultado del esfuerzo al interior de cada uno de los equipos nacionales de trabajo y de quien coordina el colectivo en sus actividades generales

Para los trabajos siguientes será necesario:

Que el CONAEN abra espacios para consensar la ruta de trabajo que se propone desde el Colectivo

Que facilite la gestión entre el Colectivo y las Escuelas Normales

Que garantice el acompañamiento formativo para las Comunidades de Gestión Académica

Que promueva en igualdad de condiciones el proceso de codiseño de los Tejidos curriculares en las 32 entidades federativas

Que se comprometa a dar seguimiento a la colaboración académica de las Escuelas Normales que ofrecen las Licenciaturas Interculturales.

De esta manera tendremos elementos para decir que la forma de trato que ahora tenemos desde 2012 esta cambiando a favor de la tarea que nos ocupa a todos.

* Integrante del Colectivo Nacional de Normales Interculturales Bilingües y académico externo.

Facebook Comentarios

También te puede interesar

Contacto

Revista Aula. Revista de periodismo y análisis especializado en temas educativos que fortalece el debate de manera libre y plural.

Publicaciones destacadas

Suscríbete

Suscribirse para recibir noticias de Revista Aula