Inicio » Que INEGI deje de publicar datos sobre educación tendrá afectaciones múltiples

Que INEGI deje de publicar datos sobre educación tendrá afectaciones múltiples

by Pluma Invitada
405 Vistas

El 10 de abril de este año, en el Diario Oficial de la Federación se publicó un acuerdo por el cual se revoca la determinación como información de interés nacional a la información estadística proveniente del Sistema de Información y Gestión Educativa (SIGED).

La revocación se debe a una solicitud presentada por la Secretaría de Educación Pública (SEP), que lo atribuye a “modificaciones sustantivas en el marco legal del Sistema Educativo Nacional (SEN) generadas a partir de 2019, cambios en las fuentes de información del SIGED y la aparición de nuevos requerimientos de información, en particular, asociados al seguimiento de metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”, con lo que “se revoca la determinación como Información de Interés Nacional a la SIGED en términos de lo establecido por la Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica” (DOF, 2023).

Vale mencionar que el SIGED, como lo especifica la página del gobierno mexicano es un “conjunto orgánico y articulado de procesos, lineamientos, normas, instrumentos, acciones y sistemas tecnológicos que permiten recabar, administrar, procesar y distribuir la información del SEN, generada por los sujetos y autoridades del mismo, con la integridad, consistencia y oportunidad necesarias para apoyar a los procesos de operación, administración y evaluación del SEN” (SEP, 2022).

En este sentido, no solamente tomadores de decisiones de política pública, sino personal académico, la sociedad civil, la opinión pública en general, así como las familias pueden acceder a información básica para entender el SEN, valorar sus resultados y tomar decisiones. De tal manera el SIGED es un instrumento y mecanismo para la transparencia y la rendición de cuentas no solo del SEN sino de la política educativa en conjunto.

La problemática de que su información deje de nutrir la información estadística del Sistema de Información y Gestión Educativa del INEGI atenta de gran forma a la transparencia y la rendicion de cuentas ya que como sabemos la información que se provee desde el INEGI tiene mayor alcance y posibilita relacionar la información educativa con otro tipos de datos de corte económico y sociodemográfico. No contar con este espacio sin que la SEP ofrezca explicaciones válidas es muy preocupante y atenta contra el derecho a la información  de toda la sociedad mexicana.

A continuación elaboramos algunas de las implicaciones más eminentes de la revocación:

Primero, es riesgoso que la información y los datos provenientes del sector educativo no se consideren de interés nacional. Ese mensaje negativo se suma a ya una extensa lista de decisiones gubernamentales en materia educativa con tendencia más al desmantelamiento de instituciones y estrategias que proveían de información y evidencia para la toma de decisiones. Si el acceso a la información proveniente del SIGED se pierde, no se pierde solo un espacio en el INEGI, se pierde historia y la posibilidad de entender el presente desde distintas dimensiones.

Segundo, es muy preocupante que en materia educativa no se asegure la calidad y la validez de los datos utilizados para el monitoreo y seguimiento del SEN. La revocación subraya también un cuestionamiento a la calidad de la información recolectada a través del SIGED. De esa manera, la estadística educativa no solo pierde estatus “de interés nacional”, sino se duda cumpla con los estándares establecidos para integrarse al INEGI. El SEN, como cualquier sistema educativo, requiere de información relevante, confiable y pertinente y periódica.

Tercero, se entiende que existe un requerimiento de información para ver cómo avanzamos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. Sin embargo, ello no debiera impedir el continuar recabando información de suma importancia para el monitoreo y seguimiento del SEN, así como la posibilidad de entender esa información en relación con otros indicadores sociales recabados y procesados por el INEGI.
 

     El INIDE, de la IBERO, tiene el objetivo de analizar y contribuir a resolver los problemas educativos del país y desde ahí colaborar con la misión de la universidad, en la construcción de una sociedad más libre, justa, productiva y democrática.

Por lo anterior, extendemos un llamado a la SEP para que:

1.           Se comprometa a mantener los referentes clave para el seguimiento y monitoreo del SEN y mantenga los criterios de validez y confiabilidad de la datos; ello para que la información educativa mantenga su calidad de interés nacional.

2.           Explique de manera clara cuál es la estrategia para dar seguimiento a los ODS – a qué nuevos indicadores se dará seguimiento – y de qué manera la información será pública y accesible.

3.           Asegure la transparencia y la rendición de cuentas en materia educativa como prioridad con el fin de mantener y mejorar referentes para la mejor toma de decisiones.

Referencias:

Facebook Comentarios

También te puede interesar

Contacto

Revista Aula. Revista de periodismo y análisis especializado en temas educativos que fortalece el debate de manera libre y plural.

Publicaciones destacadas

Suscríbete

Suscribirse para recibir noticias de Revista Aula