Inicio » Conocimiento oficial en tránsito

Conocimiento oficial en tránsito

by Carlos Ornelas
325 Vistas

La nueva familia de libros de texto gratuitos que propone el gobierno de la cuarta transformación es un peldaño en el intento de instituir un nuevo conocimiento oficial. Michael Apple, en Educación y poder, argumenta que el conocimiento oficial tiene como fin último contribuir a la hegemonía cultural del grupo dominante sobre la sociedad. Para alcanzarlo, requiere controlar el currículo y los libros de texto.

A reserva de producir una reseña formal de la propuesta de la Secretaría de Educación Pública de nuevos textos y materiales dentro del marco curricular, adelanto notas breves sobre, Un libro sin recetas para la maestra y el maestro. (SEP, 2023).

Hay una contradicción en el título. No ofrece recetas, pero sí recomendaciones: “Recomendamos que ésta sea la primera reflexión del maestro al iniciar los cursos para compartir en los Consejos Técnicos Académicos” (p.16). O, “para ayudarse en esta tarea, pregúntense lo siguiente:” (p.19) y planta siete interrogaciones. “Recomendamos que ésta sea la tercera reflexión de los maestros” (p.24).

En pasajes, los autores pretenden ser docentes frente a grupo: “De tal manera, el primer obstáculo que enfrentaremos como maestros …” (p.16), cuando por el uso del lenguaje se percibe que alguien ajeno a la tradición magisterial le metió caletre. Por ejemplo, tanto en la norma como en la práctica, se habla del Consejo Técnico Escolar, y en este libro asienta que son consejos técnicos académicos.

Desde la fundación de la SEP, el conocimiento oficial instituyó códigos derivados de la costumbre, donde la base ideológica fue el nacionalismo (revolucionario). La modernización educativa, que comenzó en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, le puso freno, pero no lo eliminó. El neoliberalismo no desterró al patriotismo como el arquetipo de los fines de la educación, aunque puso atención a la persona, al ciudadano, no nada más al colectivo.

  • La 4T acaso pretenda implantar una perspectiva comunalista, pero no abandona el énfasis en la persona. Veamos: “La finalidad de estos nuevos Libros de Texto Gratuitos (LTG) es formar sujetos críticos, libres, autónomos y sensibles al dolor de la humanidad. Sujetos que egresarán de las aulas para sembrar la tierra, innovar en la ciencia, promover la cultura, defender la democracia, y sobre todo, sonreír y pensar en los otros y en el bienestar común”.

Los autores del libro sin recetas gustan de los adjetivos: “Esta concepción curricular está sustentada en los pensamientos e ideales de libertad, justicia, igualdad, fraternidad, felicidad, unidad, originalidad y emancipación” (p.7).

Parece que la intención del libro es atraer a los docentes al ideario (impreciso) de la 4T, no un apoyo didáctico para sus tareas. Invita a modificar los fines de la escuela y el quehacer del magisterio a implantar un nuevo conocimiento oficial. Conjeturo que no contribuirá a construir una nueva hegemonía cultural. Es más, dudo que muchos maestros lean este texto.

Facebook Comentarios

También te puede interesar

Contacto

Revista Aula. Revista de periodismo y análisis especializado en temas educativos que fortalece el debate de manera libre y plural.

Publicaciones destacadas

Suscríbete

Suscribirse para recibir noticias de Revista Aula