Inicio » Mirar a las mujeres en su tránsito por la educación, imperativo de la nueva presidenta de México

Mirar a las mujeres en su tránsito por la educación, imperativo de la nueva presidenta de México

by Pluma Invitada
101 Vistas

Sonia del Valle*

Este 8 de marzo escucharemos muchos discursos a favor de las niñas, las adolescentes y las mujeres, pero como decimos las feministas “hechos son amores y no buenas palabras”.

Quizá la arenga vendrá de la emoción que puede producirles a las dos candidatas Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez, el hecho de que muy probablemente una de ellas sea la primera mujer presidenta de México, porque el candidato Jorge Máynez se encuentra muy por debajo en las preferencias electorales.

Y traigo a colación la frase de las feministas porque hablar y arengar en la plaza pública, importa, pero más importa saber qué sostiene sus dichos. Si bien esta es una conversación que apenas empieza, vale la pena revisar las plataformas electorales que presentaron los partidos que las postulan ante el Instituto Nacional Electoral, porque en esos documentos está la base de donde parten sus propuestas de gobierno.
¿Qué ofrecen a las niñas, adolescentes y las jóvenes que transitan todos los días por las aulas en este país, los partidos políticos que postulan a la que va a ser la primera mujer presidenta en México?

La primera lectura sobre esos documentos la resumo en una frase: pobreza de ideas y soluciones. No solo para el conjunto de problemas que tiene el sistema educativo, sino en específico para las 14 millones 720 mil 038 niñas y adolescentes que estudian en las 250 mil 957 escuelas desde preescolar hasta bachillerato en el país.

En las plataformas electorales hay generalidades y desconocimiento, así como poca reflexión en torno a la educación en México.

En términos de importancia, ningún partido político considera que la educación o dicho de otra manera invertir como país en los aprendizajes de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes, es requisito sine qua non para el desarrollo del país.

Morena, el partido en el gobierno, que encabeza hasta este momento las preferencias electorales presentó un documento de 28 páginas con su plataforma electoral y dedica una sola a la educación. Su propuesta se llama “Derecho a la educación”. Se trata de enunciados generales como “recuperar y colocar en primer plano el respeto y la ampliación del derecho humano a la educación, el fortalecimiento de la educación pública”.

En su propuesta educativa, hay una línea que se dedica a la igualdad de género en el sistema educativo: “La igualdad de género será un valor en los programas de todos los niveles educativos, y en la cotidianidad de la vida escolar y se diseñarán medidas colectivas de vigilancia para prevenir la violencia de género y para atender adecuadamente a quienes sean víctimas de ella”.

Para todo lo demás, nada. Ni una sola palabra para cerrar la brecha de aprendizajes entre niñas y los niños en matemáticas y lectura, el acceso de las plazas directivas y de supervisión para las mujeres, la infraestructura escolar con perspectiva de género, políticas para prevenir el embarazo infantil, servicios para la menstruación digna en las escuelas, sanitarios para mujeres dignos y con agua corriente.

Por su parte, el PAN tiene un apartado sobre educación llamado la “Escuela Viva” y en esa propuesta no hay una sola que incluya a las niñas, las adolescentes o las jóvenes. Como si el tránsito por el sistema educativo fuera igual entre niñas y niños, como si no vivieran diferente la experiencia escolar, como si las niñas y los niños aprendieran igual, como si el acceso a una plaza docente fuera igual para las maestras que para los maestros, como si el patriarcado en las escuelas no existiera y las desigualdades de trato, de enseñanza e interacción entre las niñas y los niños no se presentara en ninguna escuela y en ningún nivel educativo.

En un apartado llamado “Mujeres” de la plataforma electoral del PAN hay una propuesta denominada: “Mujeres en las STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) y la innovación”, donde proponen hacer una estrategia para “tener acceso temprano a programas STEM”; herramientas digitales para las mujeres y la promoción de políticas y programas “para incrementar sustancialmente la participación de niñas, adolescentes y mujeres en los campos científicos y tecnológicos emergentes”. La pregunta es ¿por qué estas propuestas están en un apartado llamado mujeres y no en el sector educativo? ¿Desde dónde van a impulsar la estrategia STEM dirigida a las mujeres?

La plataforma electoral del Frente Amplio por México que presenta el PRI es un documento de 135 páginas, dos de las cuales hablan del eje temático Educación de Calidad. Y la visión del sistema educativo que tienen es igual a la del PAN, el patriarcado no existe en las escuelas. La construcción social de lo que es ser niña y niño, para este partido y por tanto para el Frente Amplio por México, no afecta en nada el aprendizaje de las niñas y los niños. Hablar de diversidad sexual, indígenas, niñas y niños migrantes, diversidad cultural y plurilingüe, no existe en el radar de estos partidos.
En el documento además se presenta el “Acuerdo por un crecimiento social, económico y sostenible”, en el que no hay una sola alusión al sistema educativo y mucho menos a las mujeres. Quizá porque hablan de cosas “trascendentes” como una reforma hacendaria y de coordinación fiscal, que claramente le urge al sistema educativo, pero que estos partidos no alcanzan a mirar.

Hablan de reorientar el presupuesto federal hacia sectores y proyectos abandonados por el actual gobierno: salud, las madres y los padres de los niños con cáncer, las estancias infantiles, los refugios para las mujeres víctimas de la violencia, la ciencia, la cultura y el arte. ¿Y un presupuesto estancado en el sector educativo, sin crecimiento, salvo para salarios del magisterio, con escuelas carenciadas, no requiere ser tomado en cuenta?

En el caso de Movimiento Ciudadano, en su propuesta “Un sistema educativo de calidad en todo el territorio nacional”, promoverán “una educación integral para todas y todos, regida bajo los principios de igualdad, respeto, paridad, inclusión, equidad, perspectiva de género, sustentabilidad, entre otros”, sin detallar más al respecto.
Mientras que el PRD propone “Acceso a servicios educativos a través de escuelas de tiempo completo con alimentación, actividades culturales, deportivas y cursos de regularización especializada, durante todo el año”.

CANVA

Es claro que si estas son las propuestas de los partidos políticos que postulan a la que será la primera mujer en gobernar a este país, en materia educativa para las mujeres, les urge asesoría para conocer cómo funciona el sistema educativo, cuál es su engranaje y los obstáculos que impiden que las políticas y programas de la federación aterricen en las aulas, pero al mismo tiempo, es claro que cuerpo de mujer no garantiza perspectiva de género, porque se requiere mirar a las mujeres más allá del dato estadístico que revela una matrícula casi paritaria en la educación obligatoria. Porque estar en la escuela, es tan solo el primer paso de las múltiples dificultades con que se encuentran las niñas, adolescentes y jóvenes cuando entran a las aulas, en materia de convivencia escolar, acoso escolar, espacios para hacer deporte, sanitarios, agua corriente, lavamanos, participación escolar, entre otros muchos desafíos.

https://www.muxed.mx/blog/mirar-mujeres-educacion

…………………………
Sonia del Valle* Integrante de MUxED. Periodista, comunicadora y creadora de contenidos multimedia. Investiga y documenta desde el 2003 la política educativa en México, sus actores y comunidades educativas y académicas. Es asesora en materia de comunicación y educación con perspectiva de género.
X: @lamalaeducacion
Web: https://soniadelvallecomunicacion.com/

Facebook Comentarios

También te puede interesar

Contacto

Revista Aula. Revista de periodismo y análisis especializado en temas educativos que fortalece el debate de manera libre y plural.

Publicaciones destacadas

Suscríbete

Suscribirse para recibir noticias de Revista Aula