Inicio » El poder de un maestro 

El poder de un maestro 

by Pluma Invitada
180 Vistas

América Camacho

Juan Carlos Pérez Jiménez, es un científico coculense muy importante a nivel nacional, sus aportaciones a la investigación sobre tiburones y rayas le han otorgado no solo reconocimientos internacionales, sus acciones individuales y en colectivo han contribuido a la preservación de estas especies, que están en constante peligro por el aumento de su pesca.

Conocí a Juan Carlos y su aportación a la Ecología Marina, hace unas semanas cuando fui invitada como panelista en los 40 años de fundación de la Secundaria Federal Cocollan, ubicada en el municipio de Cocula Jalisco.

En el evento, pude escuchar su testimonio, sus aportaciones como profesor, investigador y científico, pero sobre todo, conocer la inspiración de la cual partieron sus acciones hasta convertirse en quién soñó ser alguna vez, se trata de dos de sus maestros de la institución. Uno ya finado, el Profesor de Ciencias Naturales, Ángel Guardado, y el profesor ya jubilado Aurelio Hernández, maestro de la materia de dibujo Técnico.

Juan Carlos, quien descubrió una nueva especie de tiburón en el Estado de Sonora: Mustelus Hacat, es uno de los nueve mil estudiantes que recibieron no solamente las materias establecidas por un sistema educativo de esta institución con doble turno, también recibió aquellas clases que no están estipuladas en la curricula, las que se tienen dentro de la vocación de ser docente, las del ejemplo, las de la humildad, las del humanismo, las de la empatía, las del respeto, las de la disciplina.

 “El profesor Aurelio siempre fue inspirador, nos daba palabras de aliento para que fuéramos mejores personas, para que pensáramos en nuestro futuro, para que respetáramos el esfuerzo que hacían nuestros padres para darnos educación. Siempre nos impulsó a que fuéramos los mejores en lo que hiciéramos; nos decía que teníamos que ser los mejores en el oficio o profesión que eligiéramos. Los consejos del profesor Aurelio me han impulsado toda la vida”, fue la parte con la que inició su discurso Juan Carlos, quizá por vez primera delante de quien fue su maestro, quien estaba sentado justo al frente del público que asistió al evento. Y sí, tenía su rostro lleno de orgullo, de felicidad, me atrevo a decir, con lágrimas.

Hace 36 años Juan Carlos caminó por su educación secundaria en dicho plantel, como estudiante de secundaria, desde entonces ha viajado por todo el mundo y se ha preparado constantemente hasta convertirse en científico e instruir a más estudiantes, ha habitado en distintos lugares, pero siempre, a su lado, lleva esa voz, lleva consigo a ese mentor, esos consejos que le dan fuerza, su historia de vida se convierte en esa estadística oculta, aquella que solo en algunas ocasiones se puede llegar a medir, porque aunque existan, no son tan sencillos de lograr detectarse, esos… los resultados que arroja el poder de un maestro.

Facebook Comentarios

También te puede interesar

Contacto

Revista Aula. Revista de periodismo y análisis especializado en temas educativos que fortalece el debate de manera libre y plural.

Publicaciones destacadas

Suscríbete

Suscribirse para recibir noticias de Revista Aula